25 feb (Reuters) – La empresa española Inmobiliaria Colonial dijo el jueves que su beneficio neto se redujo a la mínima expresión en 2020, afectada por desinversiones y un descenso en el valor de los activos en el contexto de la pandemia de COVID-19.

El beneficio neto del grupo se situó en 2 millones en el conjunto de 2020, frente a los 827 millones del año anterior. Estas cifras recogen la variación de valor de sus activos y las ventas de activos, así como otros impactos no recurrentes.

No obstante, el grupo dijo que el beneficio neto recurrente fue de 138 millones de euros, frente a 139 millones de euros en el ejercicio anterior.

El grupo añadió además que la variación de valor, que se ha registrado tanto en Francia como en España, no supone una salida de caja.

Los ingresos por alquileres, su principal negocio, se situaron en 340 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 1% en términos comparables.

Esta disminución se debe según el grupo “principalmente a las desinversiones de los activos no estratégicos, materializadas principalmente en el segundo semestre de los ejercicio 2019 y 2020”.

La empresa destacó que tiene unos sólidos niveles de ocupación en sus inmuebles, del 95%, y que el nivel de cobro en sus oficinas en el cuarto trimestre fue del 99%.

En una presentación en diciembre, Colonial dijo que prevé alcanzar un crecimiento de doble dígito en su beneficio por acción (BPA), en términos recurrentes.

En aquel momento indicó que para el conjunto de 2020, el grupo preveía registrar un BPA recurrente de 0,26 euros por acción, que finalmente han sido 0,27 euros, y presentó una estimación de unos ingresos brutos por alquiler de 338 millones de euros, una cifra que se ha situado finalmente en 340 millones de euros.

En 2019, Colonial tuvo un BPA recurrente de 0,274 euros y unos ingresos por rentas de 352 millones de euros.

A partir de 2022 espera registrar un crecimiento de doble dígito en el BPA.

(Información de Tomás Cobos)

tagreuters.com2021binary_LYNXMPEH1O1F7-VIEWIMAGE